Niños: Tratamiento de la T. Metamórfica

El tratamiento dura aproximadamente una hora. Durante la consulta se trabaja principalmente en los pies, como hemos comentado anteriormente, por responder estos a la esencial capacidad de movimiento. Nuestro movimiento hacia adelante en el mundo se lleva a cabo por medio de los pies, y en ellos empezamos el tratamiento, pasando después a las manos y a la cabeza.

El tratamiento puede llevarse a cabo a cualquier hora del día. El paciente puede estar leyendo, o simplemente disfrutando del masaje.

Se empieza siempre por el pie derecho (esta parte representa lo que el paciente está haciendo ahora con su vida, en que está trabajando a todos los niveles), masajeándolo y entrando en contacto con él. Su estado, sus tejidos duros, sus tejidos blandos y los fluidos que reflejan el estado general del paciente. Si el pie está frío, húmedo o seco, carnoso o enjuto, si la piel es suave o rugosa, si existen callosidades y si es así donde se sitúan. Después de este masaje se proseguiría con el izquierdo (esta parte expresa los esquemas dormidos y potenciales, aquellos con los que vino a la vida, pero que por el momento están latentes).

Luego iríamos a las manos, donde trabajaríamos de la misma forma que lo hemos hecho con los pies. Se empezará siempre con la derecha y va desde el extremo superior del pulgar hasta la muñeca. Después iríamos a la izquierda.

Por último se trabaja la cabeza, dando un suave masaje de arriba a abajo desde la parte superior de la cabeza hasta la base del cráneo, siguiendo una línea central.

Normalmente después de la sesión el paciente se siente alegre y relajado.

Este masaje puede ser aplicado a todo tipo de personas, y en todas las edades, teniendo presente que actúa con mayor rapidez en los más jóvenes, y con menor efecto en el caso de hallarse tomado el paciente una medicación química fuerte.

Se podría decir que existen tres grupos de pacientes especiales para esta Terapia: los niños, los adultos retrasados, enfermos terminales y mujeres embarazadas, (en este caso trabajamos también sobre el nuevo ser que viene).