Niños: Tratamiento de Reiki

La consulta de un tratamiento de Reiki, puede durar alrededor de una hora aproximadamente. Durante este tiempo, a través de mis manos trabajaré sobre diferentes partes de tu cuerpo, en función de las necesidades que tengas. En paralelo me puedo ayudar de piedras si lo estimo oportuno, para si fuera necesario desbloquear o activar alguno de los chakras (nuestros centros energéticos). También en las sesiones de Reiki, suelo trabajar en paralelo con otras técnicas como la Metamórfica y la Terapia de Polaridad, para potenciar al máximo los resultados y buscando siempre lo mejor para el paciente.
A través de mi andadura en este mundo de las terapias naturales, he aprendido que la utilización de varias técnicas conjuntas ayuda más en el proceso de sanación, y te permite poder escoger las más oportunas en cada caso, en función de las necesidades.



La experiencia en la técnica, ha marcado que el número de sesiones óptimas para poder empezar a evaluar resultados son cuatro. Es muy importante tener presente a este respecto, que las sesiones totales dependerá de la dolencia a tratar, el tiempo trascurrido desde su aparición y del paciente. Debemos tener en cuenta que cada persona es un mundo, y tiene su propio tiempo de sanación, por lo que no hay sesiones establecidas.
Durante la sesión lo único que tienes que hacer es cerrar los ojos y relajarte, sintiendo tu propio cuerpo.