Niños: ¿Qué es la T. Metamórfica?

La Técnica Metamórfica es conocida también como Terapia Prenatal y Metamorfosis. Se trabaja sobre los pies, las manos y la cabeza, le etapa del periodo de gestación del paciente, liberando bloqueos que han podido surgir en ese periodo y que actualmente aún nos afectan. Debemos tener presente que los pies se relacionan con el movimiento, las manos con la capacidad de actuación, y la cabeza rige los esquemas de pensamiento que utilizamos.

Se trabaja sobre un esquema prenatal, que tiene su correspondencia en el pie.

Pre-concepción

En esta etapa la conciencia de la vida por nacer es abstracta hacia el momento de la concepción (pensamiento de los padres por el nuevo ser). Aquí se plasman todas las influencias del momento de la concepción y que se transforman en una nueva vida.

Concepción

Aquí confluyen todos los factores que van a formar una nueva vida. Es la materialización de un nueva vida y el punto de partida del ser individual, que desde ya somos.

Pos-concepción

Son los primeros cinco meses y medio desde el momento de la gestación a las 18/22 semanas. Es un periodo de intenso crecimiento físico, de desarrollo formativo interno, durante el cual el embrión se encarna en la materia.

Periodo del movimiento del feto o animación

En este periodo es cuando la madre siente por primera vez y claramente el movimiento del bebé en su vientre. Es un momento crucial para el feto, ya que ahora con su cuerpo establecido, va a moverse hacía afuera, a explorar su entorno.

Pre-nacimiento

Es el periodo que comprende entre las semanas 18/22 al naciemiento. El cuerpo ya está formado, pero no está preparado para su nacimiento, para el mundo exterior. Es un ciclo de auténtica preparación para pasar del mundo líquido que protege, a un mundo aéreo que golpea. Es el momento de la toma de conciencia de un mundo exterior a él y del movimiento.

Nacimiento

Es un momento de gran cambio. Normalmente, el feto provoca su propio nacimiento cuando está preparado para ello. En ese momento, el niño y la madre se enfrentan al final de su relación única ya que se convierten en dos seres separados. Según las circunstancias en las que se dé el momento del alumbramiento, puede dar lugar a miedos, aislamiento, pánico, sensación de abandono, alegría, seguridad, confianza,...